3 joyas modernistas que debes visitar en Barcelona

Entramos en la Casa Milà, la Casa de les Punxes y la Casa Batlló

Barcelona es sin duda la capital del modernismo catalán. Los arquitectos Josep Puig i Cadafalch i Antoni Gaudí fueron dos de sus máximos exponentes y gracias a ellos la ciudad cuenta con verdaderas joyas arquitectónicas. Así que si estás organizando un viaje a Barcelona ya te adelantamos que vas a necesitar reservar tiempo para disfrutar de 3 casas modernistas ¡que seguro te dejarán sin palabras!

Casa de les Punxes Barcelona

La historia de tres casas catalanas únicas

La Casa Milà o Pedrera: si caminas por el Paseo de Gracia de Barcelona, seguro que al llegar a la altura de la calle Provença ¡te quedarás con la boca abierta! Y es que precisamente en el cruce de estas dos calles encontrarás La Casa Milà, una verdadera joya arquitectónica construida por Gaudí entre el 1906 y 1912. Majestuosa y original, es popularmente conocida como la Pedrera por su gran parecido con una cantera a cielo abierto. Su azotea, con un total de 30 chimeneas, compone un precioso jardín de esculturas y sin duda es uno de nuestros lugares favoritos de esta singular construcción. Además, cuenta con unas increíbles vistas de la Sagrada Familia de Barcelona. Concebida como casa familiar de los Milà y como bloque de viviendas, hoy en día es uno de los edificios más visitados de toda España.

Patrimonio Mundial de la UNESCO desde el 1984, el interior de la Pedrera sorprende por sus motivos ornamentales y originales formas inspiradas en la naturaleza. Si visitas la Pedrera te recomendamos que pases primero por las plantas inferiores donde podrás ver maquetas, vídeos interactivos y una fiel recreación de viviendas y objetos de la época en que la Pedrera fue construida. Para el final lo más idóneo es que te reserves la azotea y disfrutes de unas vistas únicas y de las maravillosas fotos que podrás realizar desde ahí.

La Pedrera Barcelona

La Casa de les Punxes: en la Avenida Diagonal de Barcelona encontrarás varios edificios que sorprenden por su genial arquitectura, uno de ellos es la Casa de les Punxes. Ubicada en el número 416-420, su similitud con los castillos centroeuropeos hará que viajes a la preciosa región de Baviera ¡sin moverte de Barcelona! Y es que Josep Puig i Cadafalch, el arquitecto modernista que la diseñó en el 1905, se inspiró precisamente en el Castillo de Neuschwanstein en Baviera. La construcción de la Casa de les Punxes, fue gestionada sin embargo por Bartomeu Terradas, amigo de Josep Puig i Cadafalch y uno de los 4 hijos de una reconocida familia de la industria textil catalana. Como único varón Bartomeu heredó la empresa familiar pero sus padres lo dejaron al cargo de la construcción de una vivienda para cada una de sus tres hermanas. Así, en un solo bloque constructivo se crearon 3 casas totalmente independientes y diferenciadas.

Cuando te acerques a visitar este monumental edificio ¡fíjate bien en su exterior! En la fachada encontrarás diferentes ornamentos, los dedicados a cada una de las hermanas Terradas sirven para diferenciar y para saber a quién perteneció cada una de las casas. Así en la casa de Ángela Terradas Brutau encontrarás ángeles y las siglas (ATB), las rosas simbolizan por supuesto a Rosa Terradas Brutau (RTB) y la vara de San José fue el símbolo reservado para Josefa Terradas Brutau (JTB). Además, entre los plafones decorativos podrás ver uno dedicado a Sant Jordi, patrón de Cataluña. Aunque el reto está en descubrir la imagen del arquitecto Josep Puig i Cadafalch escondida en la fachada ¿eres capaz de encontrarla?

Detalle Casa Punxes Barcelona

La Casa Batlló: cuando llegues al número 43 de Paseo de Gracia ¡alza la vista! En lo más alto de la Casa Batlló descansa un dragón durmiente con coloridas escamas de cerámica vidriada. Fíjate también en sus balcones, que gracias a su similitud con las máscaras venecianas te trasladarán ¡al mismísimo carnaval de Venecia! ¿Pero qué hay de los orígenes de esta casa? El industrial Josep Batlló i Casanovas encargó la remodelación del edificio que había adquirido en pleno Paseo de Gracia a Antoni Gaudí. Éste realizó obras entre el 1904 y 1906 hasta acabar la que tras unos años sería la globalmente conocida Casa Batlló.

Patrimonio Mundial de la UNESCO desde el 2005, su interior nos traslada al fondo del mar y representa muchas otras formas de la naturaleza. Se dice que las ondulantes formas de la fachada están inspiradas en la montaña de Montserrat o en el oleaje del océano. Además, la Casa Batlló destaca por la aplicación ornamental del mosaico y del trencadís que llena de color numerosos rincones de la casa. Con 32 metros de altura y 8 pisos, su planta baja a lo largo de los años ha albergado establecimientos de renombre como la casa de fotografía Lumière, la productora cinematográfica Pathé Frères o la galería de arte Syra.

Casa Batlló Barcelona

Noelia - Equipo de Marketing


¡Suscríbete a nuestra newsletter!

Darse de baja

Recibe en tu correo ofertas exclusivas y recomendaciones útiles para planear tus próximos viajes.