Has visitado los principales monumentos de Praga, has explorado sus calles antiguas y te has sentado en algún rincón tranquilo para tomarte una (o dos) cervezas checas mientras disfrutas de la anarquía horaria de los mejores viajes. Es probable que ya estés pensando en el avión de vuelta y en comprar recuerdos o regalos que llevarte al hogar. Estos son algunos de los productos más típicos de Praga.