Salamanca es conocida, entre otras cosas, por su Universidad. Y si hay algo que no falla nunca en cualquier ciudad universitaria es que, además de las hermandades de la tuna, hay un montón de fiesta. La ciudad castellana no es ninguna excepción. La vida nocturna de Salamanca es como un torbellino que te atrapa y no te deja escapar hasta el amanecer. Si no lo crees, deberías comprobarlo por ti mismo…